#CreandoSecretos: Ganador de la tercera semana y datos de Drake de Astrea

¡Hola, hola! Hoy, como buen lunes, nos toca anunciar el ganador de la tercera semana del concurso Creando secretos. ¿Que no sabéis lo que es? En esta entrada de aquí tenéis toda la información.

Seremos breves. En esta ocasión ha ganado este aesthetic. Esta vez no os ponemos la imagen sin más porque tiene movimiento y todo. ¡Muy currado! Nos ha encantado. ¿Y cuál es el siguiente personaje para hacer aesthetic? Pues Drake de Astrea, el trovador. Esta es la imagen que hemos hecho nosotras:

drake

 Y aquí tenéis la información para conocerlo un poco mejor. ¡Tenéis hasta el domingo para hacer vuestro aesthetic y ganar el último ejemplar de Alianzas en juego! ¡A por ello!

Nombre: Drake de Astrea

Edad: 22 años

Ocupación: Trovador

Intereses: Los leyendas y cuentos, la música, la magia.

Situación: Drake es un misterioso chico cuyas razones para estar en Lothaire no quedan del todo claras. Acompañado solo por su inseparable laúd, que aprendió a tocar cuando era todavía un niño, vagabundea por las calles de la capital contando cuentos, cantando baladas y mendingando monedas a todo aquel que quiera pararse a escuchar. Sus ojos vuelven a menudo al mar, más allá del cual dejó su hogar. Aunque en la isla de Astrea no parece vivir días felices desde que un golpe de estado acabó con su pacífico gobierno, él sueña con volver a casa, donde vivió los días más felices de su existencia.

Descripción física: Drake es un muchacho de aspecto extraño. A pesar de que todavía es joven, sus cabellos son grises, con un flequillo que casi cae sobre sus curiosos ojos de diferente color: uno es de un suave color dorado; el otro, violeta. Si Seaben tenía la constitución de un hombre acostumbrado a blandir una espada y a la lucha, Drake no podría ser más diferente: lo único que él sujeta es su laúd, así que no es ni musculoso ni especialmente atlético, aunque cuando sus dedos se mueven sobre las cuerdas para crear música parecen volar.

¡Esperamos vuestras imágenes!

Títeres de la magia: Detalles interiores

¡Hola de nuevo por estos lares!

Como ya viene a ser costumbre, escribimos por aquí para daros una nueva noticia sobre Títeres de la magia, para enseñaros un pedacito más de este mundo antes de su publicación el próximo 12 de septiembre. ¡Cada vez queda menos!

Hace dos semanas Uka del canal Nube de Palabras desveló en su canal el booktrailer de la novela. Por si alguno os lo habéis perdido, os lo dejamos aquí. ¡A nosotras nos encanta! Esperamos que a vosotros también os haya gustado mucho.

Pero hoy queremos enseñaros algo nuevo: en Sueños de piedra, Lynne y Arthmael tenían pequeños detalles que identificaban sus capítulos de manera diferente, y Hazan y Clarence no podían ser menos. Así que hoy queremos enseñaros los detalles interiores que tendrán estos personajes:

Títeres2

El libro de cuentos para Hazan. Aunque nuestro jovencito ha crecido desde Sueños de piedra, sigue siendo un soñador al que le encantan los cuentos, como ya pudisteis comprobar en la entrada referente a él. Nos ha parecido, por tanto, que un libro de cuentos era lo más adecuado para él.

Títeres3

El medallón de los nigromantes para Clarence porque lo ha tenido desde siempre. Para Clarence, la nigromancia es toda su vida, para bien o para mal. ¿Qué mejor para él, pues, que definirlo con el medallón que siempre lo ha acompañado?

¿Os gustan? Como los detalles del anterior libro y las ilustraciones promocionales, estos están realizados por la estupenda Lehanan Aida. Si no la seguís ya, no sabemos a qué esperáis.

Para terminar, aunque esto ya estaba desvelado por redes sociales, os dejamos la dedicatoria del principio del libro, junto con otro pequeño detalle ilustrado 😉

Títeres1

¡Como siempre, esperamos vuestras impresiones aquí o en redes sociales con el hashtag #TíteresDeLaMagia! ¡Un beso grande!

Títeres de la magia: Ariadne

¡Nuevo personaje descubierto! Ya la conocisteis la semana pasada, pero ahora la podréis ver también bajo los ojos de la espectacular Lehanan Aida: Ariadne.

ARIADNE-LOW

Ariadne (by Lehanan Aida)

Nombre: Ariadne

Edad: 20 años

Ocupación: Nigromante. Estudia para ser Maestra.

Intereses: La magia en todas sus formas, ir más allá de lo que nadie ha ido. Clarence diría que también sacarlo de quicio.

Su historia:

Ariadne es amiga de Clarence desde que comenzó a estudiar en la Torre de Nigromancia, con tres años. Nunca le ha dejado, ni a sol ni a sombra, porque para ella es un hermano. Tuvo uno de verdad, pero murió cuando ella era pequeña en un accidente en la Torre. Siempre ha sido de carácter directo y sarcástico, pero desde que aquello ocurrió además se convirtió en una persona más fría: solo se permite dejar de serlo con Clarence, a quien seguramente le confiaría su vida.

Al margen de eso, le gusta que la gente la admire y la reconozca sobre todo por sus capacidades en la nigromancia que, sin embargo, no vienen dadas solo de estudiar un montón de libros: a Ariadne le gusta investigar e incluso probar a hacer cosas que nadie más ha hecho. Eso es lo que la hace excelente: que nunca se ha contentado con ningún límite.

Un fragmento (continuación del fragmento aparecido en la entrada de Clarence).

—¿Así que tu plan es admirar a tu joven aprendiz, pongamos… para siempre?

Frunzo el ceño, mirándola de reojo. Lanzo un vistazo alrededor, aunque hablamos demasiado bajo como para que cualquiera pueda escucharnos. Pero estamos en la Torre. Y en la Torre, hasta las puertas pueden oír. Literalmente. Aún recuerdo cuando Mercy y Marty, las aldabas guardianas del portal, nos escucharon planear cómo le cambiaríamos el color de todos los peluquines del Maestro de herbología por tonos pastel, y se lo chivaron a Archibald y Anthea. Estuvimos castigados una luna entera y tuvimos que limpiar hasta la última gárgola de la Torre. Sin magia, por supuesto.

—Mi plan es que Hazan pueda seguir mirando a la cara a su tutor y amigo. Sé que a ti no te incomodan las declaraciones porque tu grandísimo ego las colecciona, pero creo que mi “joven aprendiz” es diferente. Los dos sabemos que se moriría de vergüenza, y la situación se volvería incómoda. Las cosas están bien como están.

Ari no parece nada contenta con mi contestación, porque alza las cejas mientras se retuerce un mechón de pelo en un gesto típico de ella.

—Creía que para entrar en esta Torre un requisito imprescindible era tener valor. Es evidente que tú solo estás aquí por ser sobrino de los Maestros…

Sé que no lo dice en serio. Mi lugar en esta Torre está más que justificado por mis logros, no por mi sangre. Tampoco creo que ella se permitiese compartir su tiempo con alguien menos que excepcional: podría dañar su reputación de excelentísima y todopoderosa nigromante. Aun así, finjo sacarme un puñal del estómago, con expresión de dolor, y ella sonríe.

—Solo digo que deberías hacer lo que quieras hacer, en vez de valorar tanto las posibles consecuencias.

—Hazan no siente ni sentirá lo mismo por mí ni con tres pociones de amor al día.

—¿Quieres que lo intente? He dado con una nueva fórmula que…

—¡No era una idea, Ariadne!

Mi amiga casi parece decepcionada, pero en ese momento llegamos a la puerta doble del despacho, así que abandonamos la conversación. Observo las estrellas talladas que decoran la madera, por inercia, pese a que conozco cada una de ellas por su nombre y el espacio que ocupan en el cielo nocturno de Marabilia. Su imagen en la entrada es la referencia que siempre usábamos Ari y yo de pequeños para medir nuestra altura. Ella sigue una constelación por debajo de mí, y no puedo evitar sonreír un poco al notarlo. Hubo un tiempo en que ella era más alta que yo y siempre presumía de ello, pero eso quedó atrás hace mucho.

—¿Te han dicho qué querían? —le pregunto, bajando la voz.

Ari también mira a la puerta, estudiándola, aunque su análisis no tiene nada que ver con el mío: ella nunca mira atrás, al pasado.

—No me han dicho nada, solo que te llevase ante ellos, que era urgente, y que si hacía falta te trajera de las calzas. —Eso suena a Archibald, sí—. Conociéndolos, puede que solo quieran sacarte un poco de quicio o asegurarse de que todavía no te has muerto y la herencia de la Torre sigue a buen recaudo.

—Cómo los conoces —respondo, con sorna—. Nos vemos luego.

Ari solo asiente antes de marcharse por el pasillo, con la cabeza siempre alta y esa elegancia innata que tiene al caminar. Un grupo de jóvenes aprendices no le quita ojo cuando pasa por su lado, y sé que es perfectamente consciente de ello. Le encanta que la admiren. Si algún día su ego sale de su cuerpo y toma forma propia, será el primer gigante conocido en Marabilia.


¡Esperamos que os haya gustado! Como siempre, esperamos vuestros comentarios en esta entrada o en las redes sociales con el hashtag #TïteresDeLaMagia. ¡En dos semanas, más! Y os adelantamos que serán dos personitas que conocéis muy bien…

¡Un beso, lectores!

Títeres de la magia: Clarence

¡Muy buenas a todos una semana más! Hoy, como os prometimos cuando os presentamos a Hazan, os traemos nuevos avances de Títeres de la magia. Con todos vosotros, Clarence, coprotagonista de la historia:

Clarence, by Lehanan Aida

Clarence, by Lehanan Aida

Nombre: Clarence

Edad: 20 años

Ocupación: Nigromante. Estudia para ser Maestro.

Intereses: Los dulces, la magia y ayudar a la gente.

Su historia:

La familia de Clarence siempre ha sido la dueña de la Torre de Nigromancia de Idyll. Durante toda su vida, a él le han enseñado que algún día heredará ese lugar, con todas sus responsabilidades, como hicieron sus padres antes de morir y ahora hacen sus tíos, Archibald y Anthea, hasta que él se convierta en Maestro y por tanto esté preparado para ocupar el puesto de Director. Clarence nunca se ha quejado de su destino, igual que nunca ha salido de la Torre. El mundo más allá de los muros de piedra negra no existe para él más que en libros que ha tenido que estudiar. Nunca le ha importado. En su Torre está bien, en su Torre está su lugar, y desde ella puede ayudar a los desesperado que llegan pidiendo auxilio a los nigromantes como él.

Sin embargo, cuando la noticia de unos venenos que nadie consigue erradicar llegue a la Torre, quizá tenga que abandonar su hogar por primera vez en toda su vida. Y quizá descubra que no sabe tanto del mundo como él creía.

Así empieza su primer capítulo:

—¿Cuánto tiempo vas a martirizar al pobre chico hasta que te atrevas a declararte?

Hay cosas a las que uno nunca se acostumbra. Por ejemplo, al sabor de algunas pociones medicinales: no importa cuántas veces te las hayas tenido que tomar, pondrás siempre la misma cara de asco y paladearás con el mismo disgusto. Los comentarios de Ari son igual que esas pociones: aunque buscan ayudarte, no dejan de ser desagradables. Da igual que lleve haciéndolos desde que tengo uso de razón: pase el tiempo que pase, su brusquedad siempre conseguirá cogerme desprevenido.

Sobre todo cuando se trata de hacerme avergonzar.

—No te cansas, ¿verdad? —farfullo. Como si fuera la primera vez que se burla de mí por lo que pueda sentir por Hazan. Como si no lo hiciera todas las semanas al menos tres veces. Puede que también se parezca en eso a las medicinas: los comentarios de mi mejor amiga vienen siempre en dosis específicas y regulares.

—Tú tampoco te cansas de hacer el ridículo y yo no te digo nada —responde, con expresión inocente. Cuando la observo con incredulidad, parece pensárselo—. Bueno, de acuerdo, sí te lo digo. Pero forma parte de una serie de derechos que tengo como la mujer más importante de toda tu vida.

Dejo los ojos en blanco ante su tono de idealismo. Realmente es la mujer más importante de mi vida, junto con Anthea, solo que no tiene nada de romántico, aunque en el pasado tuviésemos algo parecido a la relación más estúpida y fallida de la Historia. Aunque a Ari le gusta recordarme tonterías como que mi primer beso se lo llevó ella o que fue mi primer “amor” antes de La Revelación, como llama al momento en que descubrí que me gustaban los hombres, la verdadera razón por la que tiene más derechos que nadie sobre mí, y por la que es la mujer más importante de mi vida, es simplemente porque la siento casi como una hermana. La única persona que siempre ha estado a mi lado, desde que teníamos tres años.

Nadie sabe sobre mí más que ella, igual que nadie sabe sobre ella más que yo. A nadie más le permitiría hablarme así.

—Nadie se va a declarar a Hazan. Al menos, no yo —le recuerdo, como si no se lo hubiera dicho ya mil veces—. Y si ves que otra persona lo hace, me avisas: al menos, la evaluaré. Literalmente. Le pondré un examen sorpresa, a ver si es suficiente.

Entramos en la Torre en ese momento, y yo me obligo a bajar la voz. El vestíbulo, como siempre, está sumido en un silencio delicado, roto solo por el pasear de algunos estudiantes que hablan en susurros. A veces no puedo evitar pensar que este no parece un lugar en el que estudia un puñado de gente joven y activa, sino un templo o algún otro espacio de culto, donde el silencio es un bien demasiado preciado. Después de toda mi vida estoy acostumbrado y lo aprecio; el ruido me molesta y, de todos modos, todos los que estamos aquí vivimos para el estudio de la magia: necesitamos de una permanente concentración. Sé que este silencio nos hace parecer un poco lúgubres a ojos de los visitantes, pero para mí solo es una muestra más de nuestra implicación.

—¿Sigues negándote a actuar, entonces?

—Del mismo modo que me negaba ayer, Ariadne.

Ella se lleva una mano al pecho con falsa indignación cuando la llamo por su nombre completo: sabe que solo lo hago cuando amenaza con rebasar mi paciencia o cuando estoy verdaderamente enfadado.

—¿Así que tu plan es admirar a tu joven aprendiz, pongamos… para siempre?

Frunzo el ceño, mirándola de reojo. Lanzo un vistazo alrededor, aunque hablamos demasiado bajo como para que cualquiera pueda escucharnos. Pero estamos en la Torre. Y en la Torre, hasta las puertas pueden oír. Literalmente. Aún recuerdo cuando Mercy y Marty, las aldabas guardianas del portal, nos escucharon planear cómo le cambiaríamos el color de todos los peluquines del Maestro de herbología por tonos pastel, y se lo chivaron a Archibald y Anthea. Estuvimos castigados una luna entera y tuvimos que limpiar hasta la última gárgola de la Torre. Sin magia, por supuesto.

—Mi plan es que Hazan pueda seguir mirando a la cara a su tutor y amigo. Sé que a ti no te incomodan las declaraciones porque tu grandísimo ego las colecciona, pero creo que mi “joven aprendiz” es diferente. Los dos sabemos que se moriría de vergüenza, y la situación se volvería incómoda. Las cosas están bien como están.

¡Hasta aquí por esta semana! Dentro de dos, de nuevo, un nuevo personaje, aunque ya la habéis conocido hoy: Ariadne 😉

¡Esperamos que os haya gustado! Como siempre, esperamos vuestros comentarios en la web o en redes sociales mediante el hashtag #TíteresDeLaMagia.

¡Un beso enorme a todos!

Títeres de la magia: Hazan

¡Hola a todos, lectores!

Como hemos estado avisando por redes sociales, retomamos nuestra web para el mismo fin que teníamos el año pasado por estas fechas: cada dos semanas, ir dando un poco más de información sobre una de nuestras novelas. En este caso, Títeres de la magia, spin-off de Sueños de piedra que transcurre tres años después de la historia de Arthmael y Lynne. Esta novela verá la luz en septiembre, de la mano de Nocturna Ediciones, ¡y estamos muy emocionadas y con muchas ganas de que llegue a vosotros!

Hasta entonces, y para amenizar un poco los meses de espera, vamos a ir compartiendo con vosotros pequeños detallitos y material adicional. Hoy, por ejemplo, os traemos a alguien que quienes hayáis leído Sueños de Piedra, o simplemente quienes siguierais las entradas el año pasado, ya conocéis: Hazan. En esta ocasión, vamos a contar con las ilustraciones de Lehanan Aida -quien, por cierto, se está encargando de una adaptación a novela gráfica de Sueños de piedra que verá a la luz en 2017- para acompañar a estas entradas.  ¡Por cierto, importanteTíteres de la magia se puede leer sin ningún problema sin haber leído antes Sueños de piedra,  aunque evidentemente quien haya leído la anterior novela encontrará algunos guiños o personajes ya conocidos.

Dicho esto, ¿estáis preparados para ver cómo ha crecido nuestro pequeño aprendiz de hechicero? Ahí va su imagen… y algunos datos. ¡Esperamos que os guste!

Hazan by Lehanan

Hazan, by Lehanan Aida

Nombre: Hazan

Edad: 17 años

Ocupación: Aprendiz de nigromante

Intereses: La magia, los cuentos y dormir.

Su historia:

Hazan siempre ha creído en los cuentos. En ellos, el bien siempre gana. En ellos, el esfuerzo siempre da sus frutos. En ellos… los hechiceros nunca son los protagonistas. Y él no puede dejar de preguntarse si eso los hace menos válidos. ¿No puede un hechicero ser un héroe? ¿Qué se lo impide? ¿Y por qué los nigromantes siempre tienen que ser los malos del cuento?

Tres años después de haber sido admitido en la Torre de Nigromancia de Idyll, Hazan no está seguro de que él pueda ser el héroe de nada. A día de hoy, ni siquiera está seguro de poder graduarse algún día… Torpe con la magia, demasiado soñador para su propio bien, no importa cuánto se esfuerce, le da la sensación de que no avanza. Incluso con la ayuda de Clarence, quien ha sido su tutor y amigo durante todo ese tiempo en la Torre, se siente estancado. Piensa que ojalá pudiera sentirse útil. Piensa que ojalá encontrase su lugar en el mundo. Ojalá pudiera demostrar su verdadero valor…

Así empieza su primer capítulo:

Cuando era pequeño, mi hermana me contaba historias de caballeros y princesas, de luz de luna llena y hechiceros. Acurrucados en la cama, después de que los Maestros apagaran todas las luces de la Torre, ella me hacía cerrar los ojos y empezaba a hablar.

Érase una vez…

Yo escuchaba, embelesado, y no me atrevía a hacer preguntas ni a separar los párpados, pues temía que, si lo hacía, las imágenes que Greta convocaba se desharían en el aire, como las nubes de vapor que nos salían de los labios en invierno. Así que simplemente permanecía a su lado, muy quieto, resistiéndome al sueño.

Érase una vez un príncipe que se marchó a recorrer mundo…

Érase una vez un reino asediado por la guerra…

Érase una vez una princesa que quería convertirse en un jilguero…

Érase una vez…

La fórmula inicial era siempre la misma, y yo creía que si el cuentacuentos la cambiaba, algo horrible pasaría. Tal vez fueran palabras mágicas para invocar el poder de la imaginación. Tal vez fuera un amuleto para evitar que los males de las historias llegaran a nuestro mundo: caballeros negros, piratas, dragones, quimeras… Me asustaba que los monstruos de los que mi hermana hablaba —algunos con forma humana, otros no tanto— fueran reales, pero ella siempre parecía conseguir mantenerlos alejados con aquella frase que, al cabo de un tiempo, yo mismo empecé a pronunciar al mismo tiempo que ella.

Érase una vez…

El portal aparecía entonces ante mí, y sus hojas doradas se separaban y me permitían la entrada a aquel extraño mundo. Uno en el que había guerreros a lomos de enormes caballos blancos, que volaban sobre los prados pese a no tener alas. Uno en el que había damas, a veces hermosas, con una corona sobre los cabellos, otras veces viejas y arrugadas, con buenas o malas intenciones. Uno en el que había hechiceros altos como montañas, con consejos sabios y palabras más poderosas que las de los cuentos.

Mi parte favorita era en la que el hechicero llegaba, en ocasiones como un ermitaño o un vagabundo, en ocasiones como un gran Maestro, y salvaba el día.

¡Esto es todo lo que podemos contaros por esta semana! El viernes 22 de abril os presentaremos a un nuevo personaje, con una nueva imagen, con un nuevo texto. Seguro que muchos que nos seguís por redes sociales ya podéis imaginaros quién será. Si queréis no perderos nada, podéis suscribiros a la web en el botoncito de la derecha.

Como siempre, comentadnos qué os ha parecido esta entrada, si os gusta cómo ha crecido Hazan y si tenéis ganas de leer la novela, bien en los comentarios o bien por redes sociales usando el hashtag #TíteresDeLaMagia. ¡Siempre estamos encantadas de poder leeros!

¡Un beso mágico para todos!

Relato de San Valentín (Sueños de Piedra)

¡Hola a todos de nuevo por aquí!

Sí, sabemos que llevamos mucho tiempo sin actualizar, pero han sido unos meses locos desde que salió Sueños de Piedra. Hemos estado en varias ciudades presentando, y además en este lapso de tiempo hemos escrito otras dos novelas. Una de ellas es Títeres de la magia, spinoff de Sueños de Piedra, que verá la luz este mismo año y de la que pronto sabréis más. La otra, un proyecto del que esperamos contaros cositas pronto.

De todos modos, si queréis saber más de nosotras y nuestras publicaciones, siempre os recomendamos que mejor nos sigáis en redes sociales: las actualizamos con muchísima más asiduidad que esta web, que tenemos como material de apoyo para publicaciones muy grandes.

Como hoy, por ejemplo.

¡Y es que hoy es San Valentín, el día de las grandes superficies y el consumismo amoroso los Enamorados! Y a Selene y a mí se nos ha ocurrido que podíamos regalaros algo a los lectores por ello. Así que se nos ocurrió hacer un relato que muchos lectores de Sueños de Piedra nos han pedido: un “qué pasó después”. Este relato contiene spoilers de toda la novela, así que si todavía no has leído el libro, o lo estás leyendo pero no lo has terminado, ¡retrocede y vuelve aquí cuando lo leas! 😉

A partir de aquí, spoilers:  Sigue leyendo

Sueños de Piedra: Hoy, o de cuando los sueños se hacen realidad.

Hoy.

Hoy se hace realidad un sueño. Uno de esos sueños que llegó a nosotras como llegan los mejores sueños: sin esperarlo, intenso y dejándonos el regusto agradable de una buena fantasía incluso al despertar. Hoy se materializa un sueño, y lo hace en forma de tapas, páginas y letras impresas.

Hoy sale a la venta Sueños de Piedra.

Sueños de piedra (alta resolución)

Lo hemos contado en muchas ocasiones: esta novela no estaba planeada. En principio, no debería haber surgido. Y desde luego, no debería estar a la venta. Esta novela fue un accidente, o más bien una vía de escape. Cuando nos pusimos a imaginarla, lo hicimos simplemente por pasar un buen rato: por divertirnos, por imaginar, por alejarnos un poco de la realidad y simplemente jugar.

Pero Sueños de Piedra no quería ser eso. Fijaos que decimos que ella no quería. La novela, no nosotras. Nuestra intención era hacer una historia de humor, desenfadada, cómica, incluso irrelevante. Una novela de aventuras como las series de animación de fantasía de antes. Pero ella no quiso.

Sueños de Piedra quiso ser mucho más. Y lo fue.

También para nosotras.

Lo que empezó como un juego se convirtió en horas y horas frente al ordenador, pero aún más horas en nuestra cabeza. Lynne y Arthmael, sus protagonistas, junto con el pequeño Hazan, no querían dejarnos en paz en ningún momento del día. Hablábamos de ellos incluso cuando no escribíamos. Los imaginábamos en situaciones que no vivirían nunca. Veíamos más allá de lo que aparecería en la novela. En algunos momentos, pensábamos: ¿te imaginas si esta situación del mundo real la viera Lynne? ¿Qué diría Arthmael al respecto?

Los personajes se hicieron demasiado reales. Siguen siéndolo.

Suena un poco a locura. Quizá lo sea. Nunca hemos dicho que no estemos locas.

Pero volvamos a lo que estábamos hablando: la historia que escribimos para huir de la realidad, para desconectar, para evadirnos, al final ha terminado siendo también la más real que hemos escrito. Y estamos felices de que así fuera. No sabemos cómo nos ha salido (no nos corresponde a nosotras juzgarlo), pero según íbamos escribiendo, nos dimos cuenta de que en la fantasía siempre ha cabido la realidad. Y que queríamos hablar de la realidad. O quizá la historia quisiera hablar de la realidad. Quizá no hemos sido nosotras las que hemos querido hablar de la desigualdad de género, del maltrato o de la inseguridad y de la necesidad de quererse a uno mismo: quizá esa fuera todo el rato Lynne, harta de lo que ha tenido que vivir. Quizá no hemos sido nosotras las que hemos querido hablar de la frustración de fallar en algo que siempre has querido: quizá ese fuese Hazan, en todo momento, demasiado decepcionado consigo mismo por no ser el hechicero que quisiera ser. Quizá, incluso, no fuimos nosotras las que queríamos hablar de reinventarse a uno mismo, de esforzarse, de que para conseguir sueños a veces hay que hacer sacrificios: quizá ese fuese Arthmael, demasiado orgulloso, pero también lo suficientemente obstinado como para no agachar la cabeza y rendirse cuando quiere algo. Incluso si hace estupideces por el camino, porque todos las hemos hecho alguna vez.

¿Y sabéis qué? Estamos satisfechas.

Estamos satisfechas porque hemos dicho lo que hemos querido decir. Porque ellos han dicho lo que querían decir. Porque la historia, como los mejores sueños, no se quedó en lo que nosotras queríamos que fuera: cogió alas, y echó a volar para demostrar todo lo que podía ser por sí misma.

Estamos satisfechas porque nos lo hemos pasado bien. Porque hemos sentido. Porque ocho meses después de poner punto y final a la historia, seguimos siendo esas chicas que piensan en esos personajes. En esos amigos de papel. En esos cuerpos encerrados en palabras.

Estamos satisfechas (incluso si seguro que habrá cosas que podrían mejorarse) porque fueron días preciosos de escribir e imaginar. Porque siguen siéndolo. Porque para nosotras ha sido especial, y quizá eso es lo que de verdad cuente.

Estamos satisfechas, y hoy solo podemos soñar otra cosa con respecto a este sueño: ojalá vosotros también lo estéis. Ojalá sintáis, aunque sea solo un poco. Ojalá escuchéis las voces de Lynne, Arthmael y Hazan tan claras como las oíamos nosotras en nuestras cabezas. Ojalá os riais, y sí, aunque suene cruel, ojalá sufráis. Pero con ellos, siempre con ellos; no por ellos. Ojalá sintáis, porque haceros sentir es lo máximo a lo que podemos aspirar.

Si conseguimos eso, estaréis dándonos otro sueño más hecho realidad.

Gracias por leer. Gracias por acompañarnos. Gracias por soñar.

Y bienvenidos a Marabilia.

Sueños de piedra: ¡Solo falta un mes!

¡Hola a todos, cuentistas! Hoy actualizamos porque con mucha emoción podemos decir…

SOLO FALTA UN MES PARA QUE SALGA SUEÑOS DE PIEDRA.

Como habréis visto por nuestras actualizaciones, no podemos esperar a ver nuestro nuevo chiquitajo (sí, es nuestro chiquitajo aunque tenga casi 600 páginas. Los bebés gordos siguen siendo bebés), así que seguimos la cuenta atrás con mucha ilusión. ¡Y ahora parece que ya no falta casi nada para que esté al alcance de todos!

Para celebrar que solo falta un mes, hoy os traemos unas muestras del interior del libro. Como muchos sabréis, el libro incluirá el mapa realizado por Lehanan Aida que ya os enseñamos en esta entrada. Pero no solo eso. Al principio de cada capítulo, habrá pequeñas ilustraciones características de cada personaje. ¿Queréis verlas? ¡Vuestros deseos son órdenes!

ArthmaelDetalleLa corona para Arthmael: la corona que siempre le ha pertenecido, la corona que le quieren arrebatar, la corona que él desea recuperar a toda costa. Símbolo de su procedencia, de toda su vida, pero también su mayor sueño. 

LynneDetalle

Monedas para Lynne: las monedas que muchos han tirado sobre su cuerpo con desprecio, pero también el dinero que quiere ganar por sí misma, las monedas con las que espera hacer transacciones y conseguir ser una gran mercader. Su pasado, pero también lo que desea que sea su futuro.

Las ilustraciones, como el mapa, también pertenecen a Lehanan Aida. ¡Y nos encantan! ¿Y a vosotros?

Además, aunque pensábamos no decir datos sobre presentación hasta que estas estén más cercanas en el tiempo, muchos nos habéis preguntado particularmente por la presentación en Madrid, por ser la más céntrica de todas las que vamos a hacer (Madrid, Vigo, Sevilla, Valencia y Barcelona son las ciudades elegidas). Nos habéis sorprendido mucho diciéndonos que queréis ir desde otras ciudades: Palencia, Cuenca, Málaga… ¡Muchas gracias! Es muy emocionante que haya personas que quieran acercarse desde tan lejos a compartir con nosotras un día tan especial. Así pues, por todos los que estáis en esa situación, para que podáis coger billetes con antelación y todo os salga más barato, vamos a dar todos los datos necesarios.

La presentación en Madrid será el 25 de septiembre, viernes, a las 19:00 en Casa del Libro de Gran Vía. ¿Y quién nos presentará? Pues os damos algunas pistas: es booktuber, es mujer, es encantadora… y presentó en primicia el booktrailer de la novela. Ya sabéis quién es, ¿verdad?

UkaNubeDePalabras

Efectivamente: Uka, del canal Nube de Palabras, será quien nos presente en Madrid. Para nosotras es un placer y un honor estar acompañadas de ella en ese día tan especial, así que estamos encantadas de que accediese cuando se lo sugerimos. ¡Seguro que será una presentación para el recuerdo!

Por último, avisaros de que pronto, muy pronto, se van a desvelar los primeros capítulos de la novela, y como siempre, se desvelarán antes en nuestra lista de correo de lectores. Si queréis recibir el mail con los primeros capítulos y leerlos antes que nadie, solo tenéis que mandarnos un correo a iriayselene@gmail.com con el asunto “lista de lectores”. Si ya estáis apuntados a la misma no hace falta que lo hagáis 🙂

¡Y nada más, cuentistas! Cada vez queda menos, cada día crecen más los nervios y la emoción. Como siempre, esperamos vuestros comentarios en el hashtag #SueñosDePiedra o en esta misma web: ¿Os han gustado los detalles? ¿Iréis a la presentación de Madrid o a alguna de las otras? ¿Tenéis ganas de que salga el libro?

¡Nos leemos! ❤

Sueños de piedra: Fragmento

¡Hola a todos, cuentistas, una semana más! Pese a que la semana pasada tocaba subir alguna novedad a estos lares, nos fue imposible porque estábamos pasando unos días en el Celsius 232. Pronto compartiremos con vosotros una crónica de nuestra experiencia por allí, pero ya os adelantamos que lo pasamos muy bien y os agradecemos un montón a los que estuvisteis por allí que pasarais por nuestro encuentro y nuestra posterior firma. ¡Fue genial compartir un buen rato entre lectores y amigos!

Hoy estamos aquí para compartir con vosotros algo más de Sueños de piedra. Ya ha empezado agosto, por lo que oficialmente podemos decir que la novela saldrá el mes que viene (21 de septiembre, recordad). ¡No queda nada! Estamos muy nerviosas y emocionadas al respecto. Esperamos que esta nueva historia os guste y que lo paséis tan bien leyéndola como nosotras escribiéndola.

Precisamente con pasarlo bien escribiendo tiene que ver esta entrada. Hace un tiempo, Marta Montell, a quien ya conocéis por estos lares, nos dijo que si queríamos que ilustrara alguna de las escenas de la novela, solo teníamos que indicar cuál y ella la haría. Aunque dudamos mucho, hay una escena en particular que es de nuestras favoritas por varias razones, una de ellas porque disfrutamos mucho al escribirla. No es la que más nos gusta de toda la novela, pero sí una de las que más queríamos ver representadas y que nos parecía que daba más juego a nivel visual. Se la pedimos, e hizo esta maravillosa ilustración:

Lynnael

Arthmael de Silfos y Lynne

¿Qué os parece? A nosotras nos encanta. Y hoy os traemos un fragmentito muy pequeño (para evitar spoilers grandes) de la escena que ilustra el dibujo. ¿Tenéis ganas? Aquí lo dejamos. ¡Esperamos que os guste!

_____

—¿No puedes aceptar mis disculpas y callar? —Masculla él, y me parece que también hay rubor en su cara—. No lo estoy haciendo por deberte nada, y lo sabes… —Lo sé, pero sería más fácil fingir que sí—. ¡Aunque no te voy a pedir perdón por haberte tocado el culo! Lo tienes muy bien puesto, no me arrepiento de nada.

Enrojezco algo más, aunque esta vez ni siquiera sé por qué. Como si a estas alturas algo así pudiera escandalizarme. Alzo la pierna para apoyar mi bota en su pecho, aprisionándole contra la pared como si así pretendiera alejarlo de mí todo lo posible.

—Mi culo ni mirarlo.

Hay un brillo en los ojos grises de mi compañero que recompone su sonrisa de siempre y casi parece aliviado. Su mano, contra todo pronóstico, me coge del talón y tira de mí con seguridad. Me arrastra sin que yo pueda evitarlo, acercándome a él. Como si quisiera eliminar toda la distancia que yo trato de imponer entre nosotros. Cojo aire cuando me encuentro más cerca de él de lo que me gustaría. Sus dedos siguen en mi tobillo, mi pierna cerca de su cuerpo y sus ojos se clavan en los míos con picardía.

—Si eso es lo que quieres, no vas a poder volver a darme la espalda.

Como si de pronto me sintiera en peligro, el pulso se me acelera un poco, pero enarco las cejas con aparente indiferencia.

—Me lo pones complicado si sigues siendo tan insufrible…

Arthmael se inclina un poco sobre mí y yo me tenso, mirándolo. Está cerca. Está muy cerca. Demasiado cerca. ¿Por qué está tan cerca?

—Admite que esto te divierte tanto como a mí —susurra como si fuera un secreto. De hecho, pensé que lo era. Pero un secreto sólo mío—. Te he visto sonreír, muchacha de hielo…

_____

Y hasta aquí, que si no os enseñamos demasiado 😉 Como siempre, podéis dejarnos vuestras impresiones usando el hashtag #SueñosDePiedra en las redes sociales o en los comentarios. Sabéis que nos encanta conocer vuestra opinión 🙂

Dicho esto… ¡nos despedimos hasta la próxima! ¡Gracias por seguir ahí! ❤

Sueños de piedra: Booktrailer

¡Hola, cuentistas! Hoy os traemos una entrada muy, muy rapidita, en referencia una semana más a nuestra nueva publicación, que verá la luz en septiembre: Sueños de piedra.

Como ya os anunciamos hace dos semanas, hoy saldría a la luz el booktrailer de la novela, que los más avispados ya pudisteis ver desde el lunes gracias a estar apuntados a nuestra lista de correo para lectores. Tras haber recibido un montón de comentarios positivos durante toda la semana por parte de nuestros queridos “enchufados”, hoy se ha lanzado el booktrailer para todo el mundo, en el canal de Nube de palabras, llevado por la booktuber Uka. 

En primer lugar, darle un montón de gracias a Sara por la maravillosa presentación que ha hecho de la novela y de nosotras mismas, y por darle un hueco a nuestra historia en su canal. Si no estáis suscritos, ¡suscribíos! Es encantadora, tiene criterio con los libros y es una gran comunicadora, como podréis comprobar.

A continuación también podéis ver el booktrailer por separado. Podéis compartir este vídeo por vuestros blogs y redes sociales si queréis hacerlo (¡nos ayudáis mucho con toda la difusión que le podáis dar!). Recordad además que tenéis todos los datos de la novela en la etiqueta “Sueños de piedra” de esta misma web.

Respecto al booktrailer solo decir que estamos encantadas con el trabajo que ha realizado Nocturna Ediciones en colaboración con Javi Araguz y su equipo 5 de octubre, los encargados de esta maravilla. Nos parece que capta a la perfección el espíritu de la novela y además han tomado muy en consideración siempre todas nuestras opiniones. ¡Estamos muy, muy felices con cómo está saliendo todo en el proceso de edición de esta historia! ¡Nos están tratando genial y están implicándose todos muchísimo con este proyecto! Tanto nuestras editoras, como todo el equipo de Nocturna como vosotros, los lectores, que respondéis increíblemente bien a todas las noticias que os hemos ido compartiendo durante este tiempo. Ahora ya queda poco que enseñar… pero atentos, que aún queda alguna que otra sorpresa 😉

Aparte de esto, deciros que dentro de dos semanas, del 30 de julio al 1 de agosto, Selene y yo estaremos en el festival Celsius 232, hablando de nuestras novelas, de literatura juvenil, firmando, bebiendo sidra, comiendo cachopo… ¡vamos, lo que nos echen! Si estáis por allí será genial veros y conoceros 🙂 ¡Además, tendremos material promocional de “Sueños de piedra” para ese momento! Y quizá hasta sorteemos algún mapa de Marabilia 😀

Y por hoy, suficiente. ¡Esperamos que os haya gustado el booktrailer! Como siempre, nos encanta leeros, así que dejad vuestras impresiones en los comentarios o en el hashtag #SueñosDePiedra.

¡Un beso a todos y hasta la próxima!