Ladrones de libertad: Jared y Nadim

¡Hola a todos y todas!

Como sabéis, hemos estado en el Festival Celsius la semana pasada, hablando de nuestras obras, firmando y fangirleando mucho con las grandísimas autoras y los autores que se han acercado a tierras asturianas en esta fiesta de la literatura fantástica, de ciencia ficción y de terror. Como cada año, el Celsius ha resultado maravilloso, una experiencia que nos llevamos para el recuerdo y que ya esperamos repetir el año que viene. Si nunca habéis ido a Avilés durante estos días mágicos, no sabemos qué estáis haciendo, pero deberíais guardar ya las fechas para la próxima ocasión.

Como prometimos, durante el encuentro que tuvimos el jueves no solo hablamos de novelas ya publicadas, sino que adelantamos algunos detalles de la nueva entrega de Marabilia, Ladrones de Libertad. Mucha gente se acercó hasta la carpa de actividades (¡unas 140 personas!) para escucharnos hablar sobre esta novedad. ¡Muchísimas gracias!

WhatsApp Image 2017-07-24 at 12.26.08

Sabemos que, por supuesto, muchas de las personas que nos leéis por aquí no pudisteis acercaros a Avilés, la tercerca entrega de Marabilia se publicará el próximo 25 de septiembre. Por supuesto, ya hemos dejado, como siempre, la cuenta atrás en el lateral derecho de la página, del mismo modo que hemos preparado una cuenta atrás para que pongáis en vuestros blogs si queréis hacerlo. Para ello, solo tenéis que copiar este código:

<iframe src=”http://www.arewethere.yt/-/72349.htm?type=embed&#8221; width=”243″ height=”333″ frameborder=”0″></iframe >

En Celsius también recordamos de nuevo que Ladrones de libertad puede leerse sin haber leído antes otros libros de Marabilia. Así pues, si no habéis leído antes Sueños de piedra Títeres de la magia, o solo uno de ambos, no os preocupéis: os enteraréis a la perfección de esta nueva historia en Marabilia.

Contamos también lo que ya se ha dicho bastante: es una historia de piratas. Piratas que quienes leyeron Títeres de la magia pueden conocer por una brevísima aparición, pero que en esta historia van a demostrar quiénes son de verdad y todo lo que tienen que contar. Y lo que todos estáis esperando: presentamos a dos de esos piratas. Si nos seguís en redes sociales, ya los habéis visto, pero dejad que os presentemos formalmente a Jared y Nadim:

Jared y Nadim

Jared y Nadim, ilustración by Lehanan Aida

Jared, el rubio, tiene veintinueve años y ya a los catorce se alzó como capitán del barco pirata Angelique. Sus escrúpulos suelen brillar por su ausencia, así como su buena educación: es directo y grosero, pero nunca en la tripulación se le protesta no por miedo sino por verdadero respeto hacia él. Quienes están a sus órdenes lo seguirían hasta con los ojos cerrados a cualquier plan o destino que él decidiera. Especialmente Nadim, su segundo de a bordo; mucho más tranquilo, aunque puede que más insensato en según qué cuestiones. Los une una búsqueda y una amistad de casi veinte años, aunque no siempre han formado parte del mismo barco. ¿Por qué? ¿Cómo se conocieron y llegaron a estar tan unidos? Bueno, eso no son cosas que contásemos en Celsius ni que vayamos a compartir hoy. Tendréis que esperar a septiembre para saber qué hay detrás de toda su historia.

Lo que sí compartimos en Celsius es que la novela comienza cuando este par de piratas, junto con sus compañeros, son atrapados. La condena parece inevitable. Ante esta situación, cada persona reacciona de una manera diferente. Y eso os vamos a enseñar hoy. Un poco más de ellos. Un poco más del principio de cada novela. Y a partir de hoy, cada lunes hasta que salga la historia os iremos enseñando algo nuevo: más personajes, algún fragmento, las ciudades en las que presentaremos, los detalles interiores, los primeros capítulos al completo, etc, etc, etc.

¿Todo listo para que el barco se ponga en marcha? ¡Zarpamos!

Bueno, a Jared ya lo conoces. Nunca podría definirlo con una palabra. ¿Qué palabra utilizarías tú? No es el mismo que conociste, por supuesto. Hace tiempo que dejó de serlo, como yo mismo. Como tú, supongo, estés donde estés. Todos hemos debido de cambiar. Ha sido mucho tiempo desde la última vez…

Creo que, pese a ello, tú conseguirías calmarlo. Harías que dejase de moverse por la celda como un animal enjaulado, dispuesto a saltar sobre cualquier presa que se acerque a los barrotes que nos mantienen presos. Sólo que nadie ha venido desde que nos lanzaron aquí dentro y eso fue hace ya demasiadas horas como para contarlas. Hay soldados al final del pasillo que cambian las guardias, pero no se acercan a nosotros ni cuando Jared les increpa ni cuando Rick intenta bromear con ellos ni cuando Sabir les hace insinuaciones sobre erguir sus lanzas. Se mantienen callados, impasibles, en un silencio que no hace más que frustrar a nuestro capitán. Sus paseos por nuestra celda —compartida, demasiado pequeña para ambos— no cesan. Apenas lo veo con la poca luz que hay en el pasillo de los calabozos. Sólo oigo las conversaciones de mis compañeros en otras celdas, hablando en susurros que me cuesta desentrañar. Creo que reconozco el sonido de algún beso e imagino que así es como intentarán llenar las últimas horas Collen y Rick. Por un momento me los imagino colgando de la horca, e incluso entonces tienen los dedos entrelazados. Ocuparán lugares muy juntos entre las estrellas, no me cabe duda.

Si tú estás allí arriba, seguro que hasta alcanzándote estaremos a años de distancia, como miembros de constelaciones contrarias. Puede que pasemos a formar parte de los Gemelos, cada uno completando un cuerpo diferente.

El enésimo intento de Jared por echar la puerta abajo, con un grito de frustración, me obliga a volver a la oscuridad de la celda, sin noche ni astros. Nuestro capitán sacude los barrotes, aferrado a ellos como si sus manos pudieran fundir el metal.

—Sabes que no vas a conseguir nada, ¿verdad?

Mi voz es extraña y me rasga la garganta. Suena ronca, estrangulada. No tanto como llegará a estarlo en cuanto el sol aparezca, claro. Vuelvo a tragar saliva porque siento la boca seca. Quizá no pretendan matarnos en una plaza para dar alguna lección al pueblo; puede que ni siquiera nos consideren tan importantes y por eso nos dejarán aquí abandonados, muriendo por inanición.

Jared se gira hacia mí, con la mirada enfurecida que suele gobernar sus ojos cuando las cosas no salen como quiere. En eso no ha cambiado tanto desde que tú lo conociste. Ya por aquel entonces tenía mal genio.

—En algún momento alguien tendrá que venir a sacarnos de aquí.

Me acomodo en el suelo húmedo de la celda, echando la cabeza hacia atrás y cerrando los ojos. O uno de ellos, en realidad: el otro ni siquiera consigo abrirlo, después de un puñetazo demasiado certero.

—Sí, alguien vendrá. Para llevarnos al cadalso. No sabía que tú también tuvieras tantas ganas…

Un resoplido.

—Vengan a lo que vengan esos cabrones, usaremos el momento para escapar.

—Por supuesto. Con nuestras incontables armas…, que nos han quitado.

—Todavía tenemos los puños.

—Cogidos con grilletes.

—Pues les ahogaremos con ellos.

La resolución de Jared y su gran imaginación tampoco han cambiado, ya lo sabes.

—Sin duda serán lo bastante estúpidos para venir de uno en uno y permitirnos movernos tan rápido.

—Sin duda no saldremos vivos de aquí si es por tu colaboración

—Ah, el realismo, siempre tan injustamente desprestigiado…

El lunes que viene, 31 de julio, volvemos con dos nuevos personajes. Pista: se han mencionado en la parte que hemos enseñado 😉

¡Buena travesía!

Anuncios

Sueños de piedra: Booktrailer

¡Hola, cuentistas! Hoy os traemos una entrada muy, muy rapidita, en referencia una semana más a nuestra nueva publicación, que verá la luz en septiembre: Sueños de piedra.

Como ya os anunciamos hace dos semanas, hoy saldría a la luz el booktrailer de la novela, que los más avispados ya pudisteis ver desde el lunes gracias a estar apuntados a nuestra lista de correo para lectores. Tras haber recibido un montón de comentarios positivos durante toda la semana por parte de nuestros queridos “enchufados”, hoy se ha lanzado el booktrailer para todo el mundo, en el canal de Nube de palabras, llevado por la booktuber Uka. 

En primer lugar, darle un montón de gracias a Sara por la maravillosa presentación que ha hecho de la novela y de nosotras mismas, y por darle un hueco a nuestra historia en su canal. Si no estáis suscritos, ¡suscribíos! Es encantadora, tiene criterio con los libros y es una gran comunicadora, como podréis comprobar.

A continuación también podéis ver el booktrailer por separado. Podéis compartir este vídeo por vuestros blogs y redes sociales si queréis hacerlo (¡nos ayudáis mucho con toda la difusión que le podáis dar!). Recordad además que tenéis todos los datos de la novela en la etiqueta “Sueños de piedra” de esta misma web.

Respecto al booktrailer solo decir que estamos encantadas con el trabajo que ha realizado Nocturna Ediciones en colaboración con Javi Araguz y su equipo 5 de octubre, los encargados de esta maravilla. Nos parece que capta a la perfección el espíritu de la novela y además han tomado muy en consideración siempre todas nuestras opiniones. ¡Estamos muy, muy felices con cómo está saliendo todo en el proceso de edición de esta historia! ¡Nos están tratando genial y están implicándose todos muchísimo con este proyecto! Tanto nuestras editoras, como todo el equipo de Nocturna como vosotros, los lectores, que respondéis increíblemente bien a todas las noticias que os hemos ido compartiendo durante este tiempo. Ahora ya queda poco que enseñar… pero atentos, que aún queda alguna que otra sorpresa 😉

Aparte de esto, deciros que dentro de dos semanas, del 30 de julio al 1 de agosto, Selene y yo estaremos en el festival Celsius 232, hablando de nuestras novelas, de literatura juvenil, firmando, bebiendo sidra, comiendo cachopo… ¡vamos, lo que nos echen! Si estáis por allí será genial veros y conoceros 🙂 ¡Además, tendremos material promocional de “Sueños de piedra” para ese momento! Y quizá hasta sorteemos algún mapa de Marabilia 😀

Y por hoy, suficiente. ¡Esperamos que os haya gustado el booktrailer! Como siempre, nos encanta leeros, así que dejad vuestras impresiones en los comentarios o en el hashtag #SueñosDePiedra.

¡Un beso a todos y hasta la próxima!

Sueños de piedra: Mapa de Marabilia

¡Hola a todos, cuentistas!

Un viernes más, os traemos una nueva muestra de Sueños de piedra, la novela que, como ya sabéis, sacamos en septiembre de la mano de Nocturna Ediciones. Hasta ahora, os hemos presentado a sus personajes principales: Arthmael de Silfos, Lynne y Hazan. En todas sus descripciones, siempre mencionábamos un elemento común entre ellos: Marabilia, el continente en el que viven estos personajes. Marabilia es una parte más de Sueños de piedra: es escenario, pero también es pieza clave alrededor de la historia; de alguna manera, es otro personaje. 

Hoy queremos que conozcáis un poco más en profundidad este continente, y para ello contamos ni más ni menos que con un mapa, realizado por Lehanan Aida, a quien seguramente ya conoceréis por sus espectaculares ilustraciones alrededor del mundo de El Corredor del Laberinto. Este mapa se incluirá en la novela, para que podáis ubicar siempre todos los países y los recorridos que se realicen. ¡Aquí os lo mostramos! 🙂

Mapa de Marabilia, realizado por Lehanan Aida

Mapa de Marabilia, realizado por Lehanan Aida

Descripción:

Cualquiera que haya estado en Marabilia sabe que en Silfos hay ríos en los que se pueden encontrar pepitas de oro y que, en las montañas, los enanos trabajan para encontrar metales preciosos dignos de un rey. En Dahes, los alquimistas pueden crear las más portentosas maravillas de la nada y, en sus cordilleras inaccesibles, moran dragones que llevan en el mundo desde antes de que los humanos existiesen. En Idyll, la magia hace crecer árboles parlantes de la tierra. Allí, entre bosques que se mueven y maravillas custodiadas por hadas y elfos, por monstruos y ninfas, los más poderosos hechiceros se entrenan para descubrir los secretos del mundo. En Verve, el comercio prospera, y las damas y caballeros se visten con las telas más hermosas de todo el continente, y el país brilla con los colores de los mercados. En Sienna, hay pócimas que curarán cualquier mal que padezcas, y en sus fragantes jardines crecen plantas capaces de obrar cualquier milagro. Dione, por su parte, es la puerta a otras tierras, a la aventura y el exoticismo. Brillante como el mar junto al que descansa, en sus puertos se apostan embarcaciones de todo el mundo, de cascos dorados y mascarones de proa encantados.

Y allí, en el mar, como guardianes silenciosas, descansan las dos islas, Rydia y Granth. Una guarda en sus entrañas tantas piedras preciosas como para contentar al más avaro de los príncipes; la otra oculta, en sus amplias bibliotecas, conocimientos vedados a los ojos de los ignorantes: los caminos de las estrellas y la naturaleza de los Elementos, relatos de tierras allende los mares y secretos olvidados por el mundo.

Así pues, lo que realmente sabe cualquiera que haya estado en Marabilia, es que es el lugar idóneo para forjar leyendas.

__________

¿Qué os parece? ¿Os gusta el mapa y lo que os hemos dejado conocer hasta ahora de este nuevo continente? Nosotras estamos deseando que lo visitéis. Como siempre, dejadnos vuestras opiniones en los comentarios o por redes sociales utilizando el hashtag #SueñosDePiedra. ¡Nos encanta leeros!

¡Gracias por todo una vez más, y hasta la próxima!

Sueños de piedra: Portada y sinopsis

¡Hola a todos un día más, cuentistas!

Hoy la introducción será muy breve… El título lo deja muy claro y por redes sociales ya lo hemos repetido por activa y por pasiva: hoy es el día para revelar la portada de Sueños de piedra. Ahora mismo, Selene y yo estamos en la Feria del Libro de Madrid, pasando un día entre lectores, y acaba de finalizar el acto de El Corredor del Laberinto en el que se iba a mostrar en exclusiva. Así que sin más dilación… aquí la tenéis.

¿Cómo? ¿Que queréis más? Tenemos más. ¡Cubierta completa!

Sueños de piedra (cubierta completa)

Y para que no tengáis que dejaros los ojos para leer la sinopsis… Aquí la tenéis también.

Sueños (sinopsis)

Respecto a la portada nosotras solo podemos decir una cosa: GRACIAS. Gracias a Javi Araguz, que la ha realizado, pero también gracias a Nocturna Ediciones, que en todo momento ha tenido en consideración nuestra opinión y nos ha ido enseñando el proceso para estar seguros de que quedábamos contentas con el resultado. Sin duda, lo estamos. Muy, muy contentas de poder contar con una novela que represente de una manera simbólica y atrayente lo que es la novela. Aunque para saber todo lo que hay detrás de esas grietas, de esa corona, de esas monedas, o de esa sangre, aún habrá que esperar un poco 😉

¿Y a vosotros? ¿Os gusta? ¿Es lo que esperabais? ¿Tenéis ganas de leer el libro? Porque nosotras tenemos MUCHAS de que llegue a nuestras manos y a las vuestras. Como siempre, volcad vuestras opiniones en los comentarios o usando el hashtag #SueñosDePiedra por redes sociales, que nos encanta leeros ❤

¡Por hoy, hasta la próxima! 😀

Sueños de Piedra: Presentando a… Hazan

¡Hola a todos un día más, cuentistas!

Hoy toca presentaros a un nuevo personaje de Sueños de piedra, la novela que, como ya sabéis, saldrá al mercado en septiembre de la mano de Nocturna Ediciones. En esta ocasión el personaje que os traemos no tendrá capítulos propios, puesto que, como os contábamos en la entrada anterior referente a esta historia, la novela está estructurada en dos únicas voces, la de Lynne y la de Arthmael. Sin embargo, el personaje de hoy es indispensable para nosotras y para la historia.

Con todos ustedes… Hazan.

Ilustración de Marta Montell

Ilustración de Marta Montell

Nombre: Hazan

Edad: 14 años

Ocupación: Hechicero

Intereses: La magia, los cuentos y dormir

Su historia:

Cualquiera que haya estado en Marabilia sabe que hay que guardar las distancias con los hechiceros: conocen todos los venenos y hacen experimentos extraños en sus escuelas; pueden dejar todos tus pensamientos y miedos al descubierto y, por supuesto, con un golpe de varita podrían convertirte en algún animal pequeño y vulnerable. O, al menos, esa es la opinión de la gente corriente. Y así los describen las historias que se cuentan sobre ellos.

En el caso de Hazan, no se podría ser menos amenazador: es demasiado despistado e infantil para imponer respeto y, aunque lleva su varita siempre en el bolsillo, no puede evitar sentir que todo lo hace mal. Ahora, sin embargo, tiene entre sus manos la misión más importante que jamás le han encomendado, y con ella, la oportunidad de demostrarle a todos las grandes cosas que puede llegar a hacer.

Fragmento:

—¿Quieres un consejo de verdad, y no uno de los que te pueda dar ese mequetrefe con aires de rompecorazones? Sé más inteligente que el resto: piensa con la cabeza, en vez de con otras partes del cuerpo. Eso te hará ser superior a la gran mayoría de los hombres, te lo aseguro.

El niño ladea la cabeza con inocencia.

—Eso no es muy… romántico.

Parpadeo.

—¿Romántico? ¿Y por qué debería serlo? Yo no creo en esas cosas: los hombres solo quieren una cosa de una mujer. —Hago un ademán con la cabeza al príncipe, que sigue cortejando a la incauta camarera—. ¿De verdad crees que tiene alguna intención romántica, ahora mismo? Te aseguro que no.

El chiquillo mira a nuestro compañero, ruborizándose un poco, y luego carraspea, girándose hacia mí de nuevo.

—Seguro que algún día espera encontrar… algo más. ¿Tú no? Normalmente las chicas soñáis con… romance, ¿no?

Dejo los ojos en blanco ante la generalización, aunque no se la echo en cara porque yo misma acabo de generalizar con los hombres.

—Supongo que es la imagen que tenéis, sí. Pero no, en mi caso no es así. Yo solo quiero un trabajo tranquilo con el que ganarme la vida de manera honrada. No quiero ningún romance: al final, el amor es solo otra manera de estar a la sombra de otra persona.

Y yo ya he estado en la sombra de muchos hombres.

—P-pero el amor no es eso —balbucea Hazan, enrojeciendo un poco más. Parece hacerse un poco más pequeño en su asiento—. No es que yo sepa mucho acerca de ello, claro, pero se supone que… el romance es… ¿equilibrio? Es querer a alguien como esa persona te quiere a ti… ni menos, ni más…

No puedo evitar esbozar una media sonrisa, enternecida por su manera de ver el mundo. Aún es pequeño. Aún es puro. No le contradigo porque me gusta su manera de percibir todo a su alrededor. Quizá lo protejo porque me recuerda lo que a mí no me dejaron ser por mucho tiempo. La realidad me enseñó su verdadera cara mucho antes de lo que a mí me habría gustado descubrirla.

—El mundo iría mucho mejor con más hombres como tú, Hazan —le digo, revolviéndole los cabellos—. No cambies.

————

¿Os ha gustado nuestro pequeño? ¿Qué opináis de Hazan? ¿Qué esperáis de la historia? ¿Ya tenéis teorías sobre cómo se encontrarán los tres personajes que os hemos presentado? Como siempre, contádnoslo en los comentarios o usando el hashtag #SueñosDePiedra en las redes sociales, para que podamos conocer vuestra opinión, que siempre es importantísima para nosotras 😀

¡Un beso, y hasta la próxima!

Sueños de piedra: Presentando a… Lynne

¡Hola un día más, cuentistas!

Como prometimos hace dos semanas, cuando os presentamos a Arthmael, príncipe de Silfos, hoy os traemos un nuevo personaje de Sueños de piedra, en esta ocasión la otra voz narrativa que tendrá la historia. Porque sí, al contrario que en la trilogía “Cuentos de la luna llena”, Sueños de piedra solo estará narrado desde la perspectiva de dos personajes.

Hoy, de nuevo con la ayuda de una maravillosa ilustración de Marta Montell, os presentamos a Lynne 😉

Ilustración de Marta Montell

Ilustración de Marta Montell

Nombre: Lynne.

Edad: 17 años.

Ocupación: Prostituta.

Intereses: Los negocios y los viajes, cuanto más lejos, mejor.

Su historia:

Cualquier mujer que haya estado en Marabilia sabe que para ellas también hay un montón de posibilidades en sus reinos. Concretamente, tres: buscar un hombre, casarse y tener hijos. Bueno, vale. Quizá haya alguna más. Puedes vivir de tu padre o de algún hermano (hasta que ellos te encuentren un marido, lo cual nos lleva directamente al punto anterior). De acuerdo, de acuerdo. Tampoco es para tanto. Para las mujeres que no aspiran al matrimonio siempre hay alternativas: la mendicidad o la prostitución. ¿No suena atractivo?

A Lynne no se lo parece. Lynne aspira a algo más. Lynne, que desde hace años vive en las sombras, quiere ver el mundo más allá de Silfos y viajar hasta confines de los que solo ha oído hablar en los libros. Lynne quiere ser alguien por sí misma. Lynne quiere demostrar (y demostrarse) que ser mujer no la hace inválida para todo aquello que quiera proponerse, y que su lugar no está donde cualquier hombre quiera colocarla, sino donde ella decida. Lynne tiene un sueño: salir del burdel en el que lleva años muriendo un poco cada día y convertirse en una gran mercader. Da lo mismo que ese sea un puesto que a las mujeres no les está permitido: Lynne va a luchar por ello.

Así comienza su primer capítulo:

Lord Kenan se derrumba sobre mi cuerpo desnudo con un último gruñido de placer. Siento su sudor pegándose a la piel de mi espalda, y sus manos aún me están agarrando con fuerza de las caderas. Yo solo puedo mirar a las sábanas, esperando el momento en que se retire de una vez por todas y me deje volver a moverme.

Que me deje apartarme de su lado.

Que me deje ser libre, esta vez para siempre.

Esta noche ha sido mi última noche. Esta será mi última vez.

O de eso quiero convencerme.

Siento su beso en mi espalda. No se aparta. Sigue dentro, haciéndome sentirlo con cada centímetro de mi cuerpo. Que me deje. Ya. Que se aparte. Me asquea la manera en que sus labios suben por mi piel, en que su lengua me toca, llenándome de saliva. Sus manos ascienden de mi cadera a mis pechos, cogiéndose a ellos, estrujándolos. Aprieto los dientes, pero cojo aire. Estoy acostumbrada. Lord Kenan no es el hombre más repugnante que haya pasado por mi cama a cambio de unas monedas. Los ha habido peores. Hombres asquerosos que me han obligado a hacer las cosas más denigrantes por menos dinero del que costaban sus galantes ropajes. Kenan solo se acuesta conmigo. En ocasiones, si cree que no estoy lo suficientemente centrada, si no queda satisfecho con lo que le hago, me pega. Sus golpes tampoco han sido los más fuertes que he recibido. Él, al menos, nunca me ha dejado inconsciente.

Su aliento choca contra mi oreja. Puedo olerlo. Nauseabundo, a licor y a sexo, a todas las órdenes y a toda su brusquedad. Me afectaría más si no estuviera habituada a esa peste desde hace más de tres años.

Ha sido suficiente.

—¿Qué ocurre, mi florecilla…? —Sus caderas se presionan más contra mi cuerpo, pegándose a mí hasta lo indecible. Más dentro, pese a que ya ha acabado. Sus dientes muerden mi cuello. Entrecierro los ojos, mirando a las sábanas. Estoy apretándolas con fuerza. Echo un vistazo a la ventana, sin que él se dé cuenta, en un mudo deseo de traspasarla y marcharme para siempre de este lugar—. Pareces distante… Hoy no estás tan entregada como otras noches…

Pienso que tengo que hacer que se separe, antes de nada. Que deje de agarrarme como lo está haciendo, que deje de besarme de una maldita vez. Hoy no voy a permitir que repita.

Por eso giro la cabeza y aprovecho su cercanía para besarlo. Para contentarlo. Mis labios tientan los suyos de la manera en que sé que a él le gusta: suave, provocadora pero aparentemente inocente. Como si siguiese siendo una niña inexperta. Como si él me hubiera dejado ser una chiquilla de verdad, en mi vida.

Catorce años. Con catorce años me trajo a este maldito lugar.

En noches como esta, me pregunto cómo he aguantado tanto.

—Estoy incómoda en esta posición, lord Kenan… —muerdo un poco su labio, con aparente ternura. En este negocio todo es fingir. Adoptar el papel que el cliente quiere. A Kenan le gustan débiles, sumisas y dulces. Llenas de atenciones para él. Yo hace mucho que dejé de ser dulce, aunque quizá no haya dejado nunca de ser débil. Quizá por eso no he huido todavía. Porque tengo miedo de que lo que haya fuera vaya a ser peor que lo que hay aquí. Porque aún recuerdo con demasiada claridad la vida que tenía antes de llegar aquí, y temo que no haya más opciones para mí.

Pero eso se acabó.

______

¿Qué os ha parecido Lynne? ¿Qué esperáis de ella? ¿Tenéis ganas de que llegue septiembre? ¡Nos encanta conocer vuestras impresiones, así que, como siempre, dejádnoslas en los comentarios o en redes sociales con el hashtag #SueñosDePiedra! 😀

¡Hasta la siguiente entrada! ❤

Sueños de piedra: Presentando a… Arthmael de Silfos

Muchos ya lo sabéis, pero para los que no, ¡vamos a publicar un nuevo libro! *Inserten aquí clamores de alegría y jolgorio* En septiembre, de la mano de Nocturna Ediciones, verá la luz una historia autoconclusiva titulada Sueños de piedrauna novela de unas 150.000 palabras que transcurre en el mismo mundo que “Cuentos de la luna llena”, aunque no comparte los mismos países, porque la acción se desarrolla en un continente diferente y muy alejado del que aparece en la trilogía. En esta ocasión conoceremos Marabilia, una tierra llena de leyendas y seres misteriosos, que se divide a su vez en siete reinos diferenciados: Silfos, Idyll, Verve, Dione, Dahes, Granth y Rydia.

Aunque la novela no saldrá hasta principios de septiembre, queremos ir mostrándoos un poco de este nuevo proyecto, y para ello cada dos semanas a partir de hoy y hasta que el libro salga, iremos desvelando algunas de las claves de la historia. Durante los primeros días vamos a desvelaros los personajes protagonistas de Sueños de piedra, contando para ello con la ayuda de Marta Montell, una excelente ilustradora que les pondrá rostro y apariencia. Hoy, sin ir más lejos, queremos presentaros al primer personaje de este nuevo libro… Con todos vosotros, Arthmael de Silfos:

Ilustración de Marta Montell

Ilustración de Marta Montell

Nombre: Arthmael de Silfos.

Edad: 19 años.

Ocupación: Príncipe de Silfos

Intereses: Alcohol, mujeres y su preciada y futura corona.

Su historia: 

Cualquiera que haya estado en Marabilia te dirá que es la tierra de las oportunidades: tienes la oportunidad de contagiarte de alguna dolorosa enfermedad, de encontrarte con alguna criatura que te devore vivo y, por supuesto, la oportunidad de morirte de hambre. A menos, claro, que nazcas en la cuna adecuada, normalmente alta, llena de mullidos almohadones y engalanada de oro.

Arthmael de Silfos tuvo la mejor cuna de todas: no en vano es un príncipe. Siendo el único en la línea sucesoria, no ha tenido que luchar ni por una posición ni ganarse un título o el respeto de su gente. Como si le interesasen esas cosas, de todos modos: lo único que ha hecho siempre es limitarse a disfrutar del lugar que le pertenece por nacimiento y labrarse mucho amor propio. Sus días pasan en palacio; sus noches, en las tabernas de Duan, capital de Silfos. Sin embargo, parece que las cosas están a punto de torcerse en sus planes de gloria, reinado y fama asegurados: un nuevo heredero ha aparecido, y Arthmael tendrá que hacer algo si quiere conservar el puesto que siempre le ha pertenecido.

Así comienza su primer capítulo: 

—A ver si me queda claro: ¿le vais a dar mi corona a un bastardo?

Un silencio incómodo se hace en la biblioteca mientras aparto mi incrédula mirada de mi padre y la paso al hombre que está junto a él, al otro lado de la mesa. No tiene nuestro pelo negro, pero sí los ojos grises que hemos compartido durante generaciones. Es alto, más alto que yo, pero es obvio que no tiene el porte de un príncipe. ¿De un noble? Quizá. Pero sigue sin llegarme a la suela de las botas, por mucho que se envuelva en las mejores prendas y me mire desde arriba.

Pero mi padre pretende cederle el trono. Mi trono.

El reino que me pertenece por derecho desde que vine al mundo.

El rey también parece mirar al hombre de reojo, antes de volver su atención a mí, con aire cansado. Imagino que es el día perfecto para que se arrepienta de algún desliz de hace más de veinte años. Una noche con la mujer equivocada, en el lecho equivocado; una carga para toda la vida.

—Está decidido, Arthmael —me repite, como si no me hubiera dicho eso mismo hace un minuto—. Él también es mi hijo, y es mayor que tú. —Parece ser que soy el único que comprende la diferencia entre los derechos de los hijos nacidos dentro y fuera del matrimonio—. Te he criado para que seas el digno heredero que este país necesita, pero el puesto de Jacques es… legítimo. Hay pruebas de que soy su padre, y es noble y todos lo respetan. Además, tiene conocimientos de sobra para ocupar el lugar que ha venido a reclamar.

¿Reclamar? Probablemente lo ha exigido, amenazando a mi padre con alguna clase de escándalo. Pero ¿realmente tiene que ser así? Muchos hombres cometen deslices en su juventud. Incluso los reyes. La solución es darles a los bastardos un puesto de presunto poder, a ser posible lo suficientemente lejos de la capital para que no puedan molestar. En ningún caso se debería permitir que se sienten en tu regazo y se prueben tu corona.

Mi corona.

Y de todas formas, ¿qué clase de nombre es Jacques para un rey?

—–

¿Qué os parece nuestro nuevo príncipe? Desde luego no es azul, ni encantador… pero nosotras le queremos, y esperamos que vosotros también lo hagáis pronto 🙂 Decídnos qué os ha parecido o qué esperáis de esta nueva historia en los comentarios o en el hashtag #SueñosDePiedra. ¡Nos encanta conocer vuestras impresiones! Dentro de dos semanas, un nuevo personaje 😉

¡Hasta la siguiente entrada!